Ford Mustang, el Icono de los deportivos

El mustang que ruge las calles

El Ford Mustang es uno de los deportivos más míticos e icónicos de la historia de los deportivos, nacido en 1964 con estilo propio y característico del musclecar aparecido en un sinfín de películas inolvidables (Bullit) y aun así, actualmente sigue torciendo cabezas por allí por donde pasa.

Producido por Ford en la fábrica de Flat rock, EEUU, actualmente el Mustang tiene un exterior rediseñado en el año 2015. Con una estética Neoretro manteniendo el estilo del antiguo e icónico Ford Mustang.

Motor

Su motor que siendo uno de los principales atractivos de este vehículo, cabe destacar sus tres versiones disponibles, siendo la primera un motor de 4 cilindros 2.3 EcoBoost, fabricado en valencia, aunque solo disponible para E.E.U.U.

También tenemos el mítico 5.0 V8 robusto potente con 450 caballos y por último tenemos la versión GT match 1 que cuenta con 460 caballos, siendo uno de los mejores motores que se pueden adquirir en la actualidad.

La caja de velocidades del Mustang puede ser automática teniendo esta versión 10 velocidades o manual contando únicamente con 6 velocidades. Transmitiendo la potencia al eje trasero siendo está una de las mas destacadas características el Ford Mustang.

Interior

En el interior del habitáculo hay una elevada presencia del mítico caballo mustang, apareciendo tanto en el salpicadero como en el velocímetro y en la pantalla interactiva.

Respecto a los asientos y al confort del vehículo cabe destacar la gran comodidad que presenta los asientos, gracias a su elevado nivel de diseño ergonómico y la robustez que se siente al conducirlo. En parte gracias al peso que tiene el vehículo y la suspensión con el diferencial autoblocante que lleva incorporado este modelo.

Experiencia y dinámica de conducción

Respecto a la dinámica de conducción y a la experiencia que te transmite esta maravilla de la ingeniería es un vehículo creado para la línea recta de las carreras americanas. Aunque con la tecnología implementada de los vehículos modernos ha aumentado considerablemente el paso por curva.

Y que decir del magnífico motor V8 que cada vez que se acelera, la melodía y la armonía que sale por el tubo de escape no tiene precio y no te cansarás de escucharlo.

ML


Enviar noticia por E-mail

Comments Closed