Fábrica de MINI – 100 años en marcha

2,25 millones de Mini fabricados

La planta de fabricación de MINI en Oxford celebra 100 años de producción. Y para conmemorar la ocasión, el Secretario británico de Transporte, Patrick McLoughlin, y el miembro del consejo de dirección de BMW, Harald Krüger, inauguraron la exposición del centenario en el nuevo centro de visitantes el 28 de marzo de 2013.

Hace 100 años, salió de la fábrica el primer coche, un «Bullnose» Morris Oxford, tan solo a un paso de donde se encuentran las instalaciones de fabricación de MINI en la actualidad.

En 1913, la producción semanal era de 20 vehículos, pero a lo largo de los años que le siguieron, la producción de la planta creció rápidamente. Hasta la fecha, la planta ha producido más de 11,65 millones de coches que han llevado las insignias de 14 marcas diferentes. A lo largo de estos años, han trabajado allí unas 500.000 personas y se alcanzó el número máximo a principios de la década de 1960, con 28.000 trabajadores.

En la actualidad, la planta de fabricación de Oxford cuenta con 3.700 colaboradores y construye hasta 900 coches MINI cada día.

Desde que empezó la producción, han salido de la cadena de montaje más de 2,25 millones de MINI.

Con motivo de esta histórica ocasión, la marca también recibió felicitaciones y los mejores deseos desde la que es, probablemente, la dirección más famosa de Inglaterra: el número 10 de Downing Street. «La significativa contribución que ha hecho la planta de fabricación de Oxford a la economía británica a lo largo de los últimos 100 años es algo de lo que pueden estar orgullosos todos los que han participado en ella», afirmó el Primer Ministro, David Cameron.

El éxito de MINI a nivel mundial ha ido de la mano de la renovación de las instalaciones de producción. De hecho, los equipos de última generación utilizados en la producción constituyen un excelente ejemplo de cómo una inversión inteligente y El MINI Europe Tour recuerda la historia industrial del continente.

La celebración en Oxford tuvo lugar tras el capítulo final de otra travesía automovilística: el MINI Europe Tour. Era justo que Oxford, la cuna de la marca en el pasado y en el presente, fuera el destino final de un viaje transcontinental que transcurrió del 13 al 27 de marzo. Sin embargo, el objetivo principal de la gira era traer a la memoria la naturaleza transfronteriza de la producción de MINI. Hasta principios de la década de 1990, el MINI clásico y sus variantes también se montaron en otros lugares a partir de conjuntos de piezas sin montar.

El MINI Europe Tour pasó por las ocho antiguas instalaciones de montaje de la marca, recorriendo un total de 10.500 kilómetros en el transcurso de la gira; el convoy se detuvo en Novo Mesto (Eslovenia), en la ciudad italiana de Milán, en la antigua planta de fabricación en Malta, en la ciudad portuguesa de Vendas Novas, en Pamplona (España), en Seneffe (Bélgica), en Amersfoot (Países Bajos) y en la capital de Irlanda, Dublín.

En la actualidad, solo tres de esos lugares albergan aún la producción de automóviles. Pero todos ellos consideran a MINI como una parte importante de su historia industrial local, una historia que volvió con fuerza a la opinión pública cuando el MINI Europe Tour llegó a la ciudad.




Enviar noticia por E-mail

Comentarios a través de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.